María Amelia Diaz

ARTE POÉTICA APÓCRIFA

 

Tengo tantas ganas de morirme, que me muero.
No estás.
No me buscás.
Y no te encuentro.
Envuelta en la dulce pesadumbre
el éxtasis y el pavor me atormentan.

Soy una forma de mujeres sucesivas
que custodia el huracán bajo los brazos,
un soplo alienado de los dioses,
pretexto de vestal en cada verbo.
Desnuda al reverso de la luz,
a sangre y hielo,
tejo y destejo empecinadas letras,
versos que se duermen acunados en nombres sucesivos.
Pero no estás
a semejanza del abismo.
No me buscás
desenterrando palabras de mis huesos.
Y no te encuentro
aunque mendiga,
me arrodille ensartando con la lluvia la
[voces del poema.

Tengo tantas ganas de morirme
que intento versos como estrellas,
un universo de máscaras para enfrentar la vida.
Al fondo del silencio que guarda la poética,
yo, la verdadera,
me envuelvo en mi disfraz de alfabeto.

Comentarios1

  • Noel C

    Maravilloso. Me encanta esta forma de escribir, sencilla y poética, con la que es muy fácil conectar porque te habla directamente. Gracias por compartir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.