Ehur Ohr

Ella y yo...



Mis deseos excedidos

contemplaban la silueta juguetona

de su frágil desnudez enmudecida.

Mis ideas clandestinas

se extasiaron al mirar su coqueteo.

Su sonrisa sometió a mis emociones,

y esos ojos bailarines asaltaron mi prudencia.

Me enrede en su cintura peligrosa,

y caí dócilmente en sus hechizos excitantes.

Profanó mis instintos impetuosos.

Me prendí de un placer irresponsable

en el juego de un suceso insensato.

El rubor de sus mejillas incendio mis arrebatos,

y poco a poco renunció a su concepto puritano.

Esta infiel incertidumbre se hizo loca.

Nos ganó la intención de escapar de la cordura,

y dejó indefensa a la razón.

Abandonó su sensatez y huyó conmigo.

Le propuse y aceptó…

y huimos juntos de su juiciosa realidad.

Se embarcó en la aventura,

se fue conmigo…

por el sendero del encanto inevitable,

perturbados de placer…

sin importar el qué dirán.

Hoy es solo un buen recuerdo y nada más,

la vehemente experiencia apasionada

de un pecado lujurioso y excitado,

de una noche arrebatada, ella y yo.

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    sin importar el qué dirán.
    Hoy es solo un buen recuerdo y nada más,
    la vehemente experiencia apasionada
    de un pecado lujurioso y excitado,
    de una noche arrebatada, ella y yo.
    .........................................
    Lujuriosos y excitantes versos con la vehemencia del recuerdo arrebatado perturbados de placer dejas sentir tu VOZ y en tu decir y sentir poético. Siempre se disfruta escucharte y leer tus versos.
    Abrazos y saludos poeta

    • Ehur Ohr

      Siempre es grato verte llegar querida Alicia. Abrazos muy sentidos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.