Andres Eloy Forero Terrasi

CONVERGENCIA MARITALES

   ¿Cuándo realmente uno está perdiendo por amor?

    No es un cuestionamiento de romance, es esa sensación de que realmente amas profundamente a otra persona, pero sabés desde el inicio que no está lista para ese sentimiento y momento.

 

      Por pluralidad de circunstancias, miedos del pasado, amores no superados, temor a no dar lo que el otro espera, fijarse solo en los desacuerdos y no en los acuerdos!

 

Como un par de adultos pueden ser tan brutos para dejarse llevar por las diferencias que separan y no por las que unen, porque las cosas que los hacen quererse siempre serán obvias, la relación no depende de estar entrelazados mágicamente, son esas situaciones que conmueven a uno y le duelen en la misma proporción al otro, es como ver y sentir que esa otra es más que otra, que su paz es la tuya, que sus preocupaciones son igual de importante para ti, solo que debes prestar la contención como si no pasará nada.

 

   Fijándose repetidamente que esos días de molestias con las horas se convierten en un chiste o incluso aprendizaje puro, de comprensión infinita por el otro.

 

     Al mismo tiempo hay que estar dispuesto desgarrar el alma, y asumir que el dolor es pasajero, que en el amor y en la guerra todo se vale, habrá momentos de inestabilidad, pero si no se está dispuesto a dejar la piel en la cancha tal como partido de fútbol, es un síntoma claro que no se quiere estar allí, que este no es el momento, si esa típica sensación de saber que va doler sobrepasa las ansias de atravesar con ímpetu y gusto ese camino de ganancias hay que saber y tener la valentía de retirarse.

     Es casi imposible que un mortal solo con su amor le haga ver al otro que poner el corazón a disposición nunca será perdida, una historia de amor fallida es de las mejores anécdotas que se puede tener en la vida. Siempre y cuando haya sido de amor. (Porque tonto no tiene historia y si la tiene es aburrida)

Uno lo sabe, no hace falta mucho tiempo, ni tampoco requisitos exóticos, cuando uno cree que alguien es indicado el levitamiento a la cagada o al éxito absoluto es involuntario. Esa sensación de querer ver, tocar, abrazar, oler aquella persona siempre será más fuerte si uno lo desea. La adultez no son responsabilidades, la adultez es está supuesta capacidad de saber que es lo que a uno le conviene, ¡qué mayor equivocación! en lo marital, carnal, no se puede tener edad, es castrarse, negarle a ese niño o niña que corra en el parque.

    De las cosas más fantásticas para que un individuo note que la otra persona se está siendo parte de ti, es cuando identificas que comienzan a parecerse, que tienen gestos similares, palabras, disfrutes, allí en ese momento, el mundo se detiene y dices me ha sucedido, ha comenzado una historia nuevamente, y todo lo que queda es un sonrisa con mirada al vacío.

Yo no era así, solo paso y no te diste cuenta, por la sencilla razón que la vida va siguiendo y el amor va abarcando. Pero... Cómo todo tiene un pero, en ocasiones se quiere retroceder, se quiere negar esa sensación o tajantemente es de una sola de las partes. Pero entra el otro pero... Solo se tiene una vida, solo una, y hay que vivirla de forma tal que cada vez que se voltee se diga ha sido intensa, pero sigue valiendo la pena, cada capítulo debe ser interpretado de manera furtiva, salvaje, siempre tratando de estar conforme con la vida que nos tocó.

 Adulto somos todos, todos amamos constantemente, todos sentimos miedos, pero sin importar la edad, la adultez será como uno agarra esa sensación y la vive sin menos cabos, con pensamientos del presente, por eso siempre que se ande enamorado un detalle diario nunca estará de más, porque nunca se sabrá el mañana y el presente debe ser nada más y nada menos que vivido a voluntad plena.

Te amo Girasol, me enamoré, y no me arrepiento, solo cuesta entender que el vivir sin soltar para seguir adelante se volvió de las mayores incertidumbres de la vida humana. No se puede estar en dos lugares al mismo tiempo, así como tampoco se puede obtenerlo todo. Lo bonito del hoy trasladado al pasado es utópico, el hoy es así por eso, porque viene enriquecido de ese pasado que lo respalda.

  Vívere pensando que el mundo era nuestro, pero ahora solo me queda aceptar que mientras seas feliz me bastará.No se pierde por amor se gana una historia y una raya al corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.