Hermes Antonio Varillas Labrador

¿Por quién doblan las campanas?




¿Por quién doblan las campanas?
Doblan las campanas
la paz es una quimera,
las hay dondequiera
armas que dan fama
a potencias con ganas
prender el orbe en guerra
son deseos que aterran
a quienes creen en Gandhi
y ya se visten de dandis
por Francia e Inglaterra.
- Hermes Varillas Labrador (Poemas Potosinos)


¿Por quién doblan las campanas?
¿Piedes decímelo?
Doblarán por alguién amado,
que voló al infinito.
Quizás doblan con carga intensa,
por conflictos, guerras malditas,
que llenan el camposante
de almas benditas.
María Isis


Cuando pienso en este siglo
lleno de sangre y angustias,
nada se hacía prever
las vueltas de vidas mustias
que no solo sufren guerras,
y conflictos intestinos,
también llanto por pandemias
con virus que nos aterran
esperando en el camino.
Si el siglo 20 fue malo,
cambalache en el paisano
que escribió aquel viejo tango,
el 21 se adueña
de quimeras increíbles
pensando a vivir en Marte
cuando la gente en la tierra
muere sin darnos permiso
para un destino que aterra.
Lucy Quaglia


https://www.youtube.com/watch?v=mkfBTG_ic-g&list=PLNlDGvRlTKufmzQMVfi05FHQTSoLG39o2
Muy buena.
Saludos


Por Francia e Inglaterra
China no es la excepción,
y encabezan el pelotón
sin parangón en la Tierra,
fabricantes que se aferran
en Rusia y Estados Unidos,
en suerte banda y bandidos
su negocio con dividendo
al orbe van enmudeciendo
paz, de luto es su vestido.
- Hermes Varillas Labrador (Poemas Potosinos)

Comentarios2

  • Alfredo Saez

    Ya se escuchan
    los tañidos
    del misterioso
    campanero
    ¡brujo compañero!
    domador de las horas
    en el tiempo sacrosanto
    sermón y anuncio
    ¡ del miedo al refugio!
    La noche se calma
    entre los negros arbustos
    de la hacienda luminosa
    ...Marìa y Manuel
    ¡prescinden del Hotel!
    -Alfredo Saez-

  • Raiza N. Jiménez

    El recuerdo me ha vuelto en vuelos,
    ¿Quién no ha oído una campana,
    alzarse por ese por esos cielos?
    O un tierno abrazo de la ruana
    cuando arropa a la fiel camisa;
    en el trayecto diario a la misa.
    Raiza N. Jiménez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.