Joseponce1978

Al loco de la colina



Con maestría sacaste a flote

a lo más granado

de la España profunda.

Sabios, poetas, faranduleros,

artistas hechos y por hacer,

delincuentes comunes,

criminales descomunales

o personajes de lo más kafkiano

fueron engatusados

por un micrófono

adicto a los silencios sin censura.

preguntas buscando respuesta

por atmósferas cargadas

de subjetiva autenticidad.

Un perro verde

atado a una cuerda de presos

deambulaba con sigilo

por la colina de la locura

buscando un plató

donde enterrar su hueso.

Periodismo con mayúsculas,

descarnadas entrevistas

recorrieron mi salón

de la mano de un bohemio

reñido con la cordura.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.