Alejandro Tapia

Uróboro

                              Uróboro

 

 

Me preguntó una niña, ¿qué esla vida?

Y yo amargado, apagado, muy quedo contesté:

Una serpiente angosta que muda se enrosca en la luna.

Una cola y una boca

Una puerta de entrada que sólo lleva a la salida...

 nada más,  somos miseria...

Pero a veces es una alegoría de subsatancias

Una golosina de colores y fantasía.

Y ni yo que soy como una piedra a la que el sol 

 siempre le quema la espalda

Se salva de sentirse animado cuando la obscuridad nos lleva.

Y en esas noches en que danzo y danzo

danzo drogado, envenenado por la ansiedad 

que me produce la brevedad.

Y en esas noches de gargajos de sangre 

morada y negra...

y de calles que se embarran de vómito,de tristezas y tragedias.

En ése ecosistema pesado de delirios y gozo perdidos y descarrilados los rotos ladramos.

Y con mordidas sucias y melancólicas nos comemos despacio.

En éste mundo dónde se le escapa uno a la vida...

la noche es roja y la luna es amarilla.

Tú odiarias verla, tú...no podrías.

Pero nosotros vivimos para ella...

A nosotros nos encanta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Haz Ámbar

    Como me encantó a mi la lectura de tus versos, poeta, que en un viaje me llevaron de lo grotesco a lo fascinante de la vida, que es una, es esta y supongo que algún sentido tendrá antes de hallar su bien debido final.

    • Alejandro Tapia

      Muchas gracias poeta pero para un nihilista en realidad nunca tiene ni tendrá sentido.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.