Carlos Quintana

MUJERES DE ACERO, HERMANAS DE AIRE

MUJERES DE ACERO, HERMANAS DE AIRE

À mis hermanas Marta, Ángeles e I.

A las que amo como si las hubiese parido.

A las que admiro porque son de acero.

A las que quiero porque son de aire.

 

Si yo fuera tú, sería de aire.

De espuma de infancia,

de ola de juegos

de arena en el alma.

De suspiros que vuelan,

de besos de brisa

de risa que eleva.

 

Si yo fuera tú, tendría que ser aire.

De aroma que envuelve,

de pétalo de seda,

de flor de canela.

 

Para ser tú, hay que ser aire.

Aire de acero,

de hierro seguro

de cimiento de madre.

De viga de vida,

de sueño que enseña

de muro que abre.

 

Y es que así eres tú, acero de aire



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.