carosif

Sin tu mirada

Se me fueron las horas
en decir sin palabras
lo que abunda en mi ser.
¿Adónde van nuestras sonrisas
si no sale el sol por la mañana?

Ahora ya no caben silencios.
Ya no hay palabras que inventar.
La mueca triste del día asoma
tan gris como las cenizas
del amor no correspondido.

Cuando me vaya de tu mundo,
ya no veré mis ojos en los tuyos,
y tu mirada no me cantará alegrías,
como hace la lluvia sobre las hojas
y la briza del verano sobre la piel.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.