Afrodita

Tentación

Hoy puedes transmutar
y liberar tu instinto animal,
que tu ímpetu de majestuosa sodomía,
nos deje terminar.

Puedo dejar que tu boca
succione mi alma ferozmente,
y tu lengua juegue con el clímax
hasta que recorra tu garganta.

Tal vez te deje atarme, seducirme,
y torturar hasta el más íntimo rincón,
la oscuridad y el silencio
pueden ser abiertos hasta el amanecer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.