Nabonazar Cogollo Ayala

EVOCACIÓN (Poema)

Te marchaste a la luz fulgurante

De una aurora que alegre nacía…

Y besaba mi triste semblante

Como el oro que el astro esparcía.

 

Te marchaste y torrentes acuosos

Con su beso quemante sentía

Recorrer los senderos tortuosos

De mi rostro que en llamas ardía.

 

Hoy recuerdo tu rostro ardoroso

En destellos de luz despedirse

Con palabras de fuego impetuoso.

 

Que ante el viento procura evadirse

Y mi rostro con gesto animoso

Es un sol renovado al vestirse.

 

Villapinzón – Cundinamarca

Mayo 8 de 2019

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.