Freddy Kalvo

Aturdido

De nuevo estoy aturdido

con el alma apesarada

sintiendo cómo la nada,

es nada, si estoy perdido.

A veces muy confundido

me atrapa la incertidumbre

con sabor y olor a herrumbre

en mi aturdida cabeza

que me provoca tristeza

y profunda pesadumbre.

 

Y la pesadumbre es dura

carcomiendo las entrañas

con dolores, con migrañas

atrofiando la cordura.

Y la niebla y su espesura

desdibujan el camino

confundiendo mi destino

y la meta establecida

que luchando por la vida,

de seguro, la culmino.

 

Pero claro, me levanto

con ánimo en mi existencia

porque aún tiene vigencia

ese amor que yo amo tanto.

Y libre de mi quebranto

como el soplido del viento

recobro mi sentimiento;

y, aquel cielo claro oscuro,

que frenaba mi futuro

es mi luz y firmamento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.