Miguel Angel Garrido

LA ÚLTIMA LLEGADA

Separan muchos años el encuentro

con las escenas de un pasado que era tuyo.

El polvo en esta casa indiferente,

sin muebles los pasillos,

ciudad ajena y vida que perdiste

dejando su huella de plenas miradas,

silencios en la boca.

 

Te esperan noches donde todo falta

y sombras de lo ya vivido,

parecen del recuerdo otros lugares

las calles que repite la lluvia.

Comercios sucios y bares cerrados

son la memoria de este erial,

como un peso en los hombros,

heridas del pasado.

 

Nada en el hoy permanece de ayer,

tú buscas lo que no existe,

refugios son señales antiguas.

Extraño es el camino de quien regresa

y no recuerda sus fortines,

el tiempo alguna vez disfrutado,

las torres altas y polvorientas

adonde sólo ha de encontrar distancia.

 

Sabes que guardan los años derrotas

y noches con oscuras pasiones,

nostalgias donde tu frente apoyas

anclado en el presente.

Hablar desde la pérdida no te sirve,

las fotos y sus ojos sin medida

devuelven el paisaje de tu infancia.

 

Bajo frías nubes el verano se ha ido,

la historia de sus gozos y promesas.

Aquel espacio sientes muy hondo

latiendo en todas las cosas,

intacto hasta la médula

lo que no ha de volver pero duele,

el mudo rostro de tu pena

Comentarios1

  • Haz Ámbar

    Describes un sentimiento de pérdida fatal con una magistralidad que es para dejarse verdaderamente enredar en el lenguaje que tan bien dominas. Mi humilde enhorabuena por haber escrito un tan Grande poema con cosas que son de sentirse mal y demuestran lo por uno pasado......



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.