Adela Soto Alvarez

TU Y YO

 A penas una cortesía

Llena de remembranzas 

Y otras que aun respiran

En medio de un destrozo

Demasiado cruel

 

Es lo único que queda

De aquellos anhelos casi lunáticos

Donde no quedó una arteria

Que no se comprometiera

 

Era tan sublime

Que alimentaba y crecía a la vez

Tus manos

Tus acentos

Y yo tan ilusa

Mientras desmembrabas

Todo el idilio

 

Muchos siglos llenos de extravío

Sin advertir el agujero y las catacumbas

Preparadas por los magos de la perdición

 

La falta de rosas y madreselvas

El terreno infecundo

Palabras convertidas en bramido

Frente a una armazón blindada

 

Que no pude romper

Me convertí en reptil

Destruí los azogues

Rompí  mis rodillas

Pero nada logre

 

Ni siquiera

Destruir el prejuicio acaudalado

Y la montaña de adjetivos y adverbios

Desplazados en cada bofetada

 

Ahora vivimos cada cual a su modo

Tu metido en ficticios ardores

Bebiendo de una gran mentira

Yo en la oscuridad y el disparate

Regando la ilusión

Cortándole la mala hierba

Creyendo que no hubo un No

Todo fue un Si

 

Estúpida

Y sensible quimérica

Que piensa eres la tabla

Que la salve.

Comentarios2

  • Tommy Duque

    Precioso Adelita. Me encanta.
    Gracias.
    Tommy Duque.

  • Luis E. Calderon Romero

    las vivencias son experiencias.- Las heridas cicatrizan y a veces al corazón le salen callos.-Tu poesia es un quejido del alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.