Randy Mueses

Querida tristeza.

Podrás romperme el tímpano con el ruido de tu silencio.

Podrás tirarme al suelo y hacerme sangrar.

Podrás ahogarme el alma.           Podrás invadirme con penas. 

Podrás acorralarme con lágrimas y desgracias. 

Podrás lograr que pierda el juicio. 

Podrás afligir mi sueños e incluso bromear con mi estupida vida.

Podrás zambullirme en la depresión.

Podrás apresarme en tus carceles, mientras el tiempo pasa frente a mi.

Pero jamás podrás arrebatarme el esmero de escribir y amar.

 

Todos los derechos reservados© 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.