Esteban Mario Couceyro

Palabras



Hay palabras, que no pronuncio
quizá por cobardía
puede que también sea
oportunidad fallida
pero lo cierto, que no las digo.

Que falta haría, que las dijera
modificando tu mirada
haciendo que las manos
llevadas por el viento de las palabras...
¡No!, por que sucederá eso.

Por esas simples palabras
nunca pronunciadas
asidas en mi mano
escritas en los ojos
que algún día oirás.

Comentarios2

  • Tokki

    Opuesto a:
    Qué pasa pues, qué pasa pues, qué pasa pues
    Qué pasa pues
    No cambias más, no cambias más, no cambias más
    Nunca más
    No cambias más, yo tengo pruebas
    Siempre me atormetarás con promesas
    Caramelos ya no quiero más
    De rosa y violines esta tarde no quiero que me hables
    Porque tan sólo lo siento en mi alma
    Cuando me traen amor de verdad
    No cuando mienten y luego se verá
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, tan sólo palabras hay entre los dos
    (Hay entre los dos)
    Qué pasa pues, qué pasa pues, qué pasa pues
    Qué pasa pues
    No cambias más, no cambias más, no cambias más
    Nunca más
    Yo sé muy bien, lo que tú sientes
    Ya me lo explicaste bien, no hay más que hablar
    Caramelos ya no quiero más
    La luna y los grillos normalmente desvelan mis sueños
    Mientras yo quiero dormirme soñando
    Con ese hombre que sepa sentir
    Que no hable tanto y sepa amarme al fin
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras,
    Palabras, palabras, tan sólo palabras hay entre los dos
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, palabras
    Palabras, palabras, tan sólo palabras hay entre los dos
    (Hay entre los dos)

    Palabras, palabras, palabras
    Silvana Di Lorenzo


    Un abrazo

    • Esteban Mario Couceyro

      El equilibrio está entre los silencios y las comprensiones...
      Hasta aveces, en nosotros mismos, callamos lo que deberíamos decirnos en esquiva indulgencia.
      Un abrazo.
      Esteban

    • Tommy Duque

      Vaya que puñado de belleza aprietan tus manos.
      Me quedo mudo. Y entonces las vuelvo a leer.
      Gracias.
      Tommy Duque.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.