Marcelo López Lara

Sábana

En estos días de invierno frescos
cuando la clara noche se alarga
poseerte entre mis brazos diestros
se ha vuelto práctica detallada.

La delgada sábana nevada
cubre ligeramente la llama
difiere de un intenso calor
que emana de nuestra vieja cama.


Horas de largo delirio gozando
fuerte tus terzas manos tocando
lerdo, labios húmedos besando
permanecemos en el rincón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.