Alejandra Diaz

Taciturna noche

 

Tus caricias son como la llovizna,

deslizándose poco a poco,

en los caminos de este cuerpo,

suaves cristales que se alojan en mi pecho,

que se alimentan de mi alma y pasión.

Taciturna noche de recuerdos húmedos y besos tibios,

palpitantes de amor se entregan los amantes.

La noche negra y fría, absorta está,

ante el frenesí de nuestros cuerpos,

la entrega de dos seres terrenales,

la unión de Júpiter y Saturno.

Tu lengua que moja mis rincones inéditos,

que se lleva de golpe mis miedos,

que me hace nombrarte mil veces hasta la redención.

Deja,Dios mío, que recuerde por siempre,

esta taciturna noche en que lo amaré.

Comentarios2

  • Tommy Duque

    Muy bien paisana centroamericana.
    Una oda cargada de erotismo palpable.
    Me encantó tu poema.
    Tommy Duque.

    • Alejandra Diaz

      Gracias por tu comentario.

    • Lualpri

      En verdad, bonito!
      Gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.