DRM

Sospiro.

En la azotea mirando a la nada lloró mi rencor,
Pensando en pedirle a la muerte ese favor,
Que me libre de una vez de este misero dolor,
Ya ni el amor me salva, quiero dejar mi alma,
Entre flores y lágrimas hallar un poco de calma,
Dejar inconclusa mi vida y su trama,
¡Escucha! Como la tierra a mi cuerpo reclama,
Como mi ser solo ama la tranquilidad
Que se forma en mi entorno, con cada palabra
Que escribo, sobre el folio dejó que se abra
Mi cora, por cada párrafo que lleno
Vacío mí vida, es como un veneno,
Que me mata lentamente con cada día que pasa,
Es un suspiro lento, es un momento que no llega,
Siento como es destino en mi contra juega
Y me niega la paz que tanto estoy anhelando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.