Lolaila

Pérdida

Pérdida

La estación está vacía,
solo el viento con su artística danza,
vuela de un lado a otro del andén,
levantando y dejando caer las hojas.
Y ella, sentada en un banco de madera,
carcomido por la humedad,
esa que se cuela entre los huesos,
la que duele cuando el corazón atrofiado,
llora el paso de los trenes sobre las vías muertas,
de las estaciones fantasmas.

Acaricia sus dedos y apretando las manos baja la mirada,
que clavando los ojos en el suelo, deja escapar las lágrimas.
Lágrimas mudas que anden abajo corren,
entre las piedras abren surcos y desembocan en la plaza,
en el charco de las penas.
Donde acaban todas las lágrimas.

Repiquetea la campana,
asustadas vuelan las palomas y buscan comida en la plaza,
pero solo el viento corre alentando la hojarasca,
no hay pipas, ni migas de pan,
solo en la iglesia está el cura, dando cuerda a la campana,
que cansado de tirarle ya la suelta con desgana,
y triste sale a la calle y se le escapan las lágrimas,
que calle abajo abren surcos desembocando en la plaza,
en el charco de las penas.
Donde acaban todas las lágrimas.

María observa al cura, en la puerta de su casa,
la tristeza la abraza, se le clava en las entrañas,
y llora mientras Manuel mira desde su ventana,
y solo se escucha el viento, ya no suenan las campanas,
bajan ríos por las calles, desembocan en la plaza,
en el charco de las penas.
Donde acaban todas las lágrimas.

Vuelan libres las palomas sobre los pueblos fantasmas,
beben en charcos de penas, donde acaban todas las lágrimas.

Dolores Egea ( Lolaila)

Comentarios2

  • bonifacio

    Bueno Lolaila ,es un poema triste ,tristísimo.Debe haber por ahí donde acaben todas las risas.Confío en ello y que lo encuentres pronto.
    Saludos afectuosos
    Boní

  • Jordina

    Dolores, me llega profundo tu escrito, que despoja esa nostalgia infinita que aboga la nobleza de las cosas que dejan de estar pero no de existir.
    Un enorme placer conocer tus escritos.
    Saludos cordiales!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.