Francisco Dreamer

Una noche no tan buena

Una noche más, arremolado en las esquinas de una ciudad, abrazando la flagrante soledad

entre sonidos y vituperios sentimentales

una noche buena más, observando la triste vanidad en las mesas y adormilados arbolitos de cerumen...

vacío en los corazones, palabras gastadas, platos dorados de cerdos y pavos hechos trizas...

hechos trizas

Veinticuatro del doce , fiesta pagana , un hombre rechoncho de barba blanca saluda al gentío

amigo de Bill Gates y los Rockefeller 

mientras en la oscuridad de las redes , la pornografía toma forma con gorritas rojas, garrapatas y pulgas y polillas por doquier

las calaveras del amor

guardo sentimiento de conmiseración con la gente , con los niños, con los ancianos, con los animales en general

guardo tristeza por una humanidad superficializada y engreída como un niño atrás de un Nintendo Switch



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.