Juan Beltrán

MUTILADOS

Era la tarde-noche de un domingo y la cena que había ordenado estaba ya en la mesa.
Ese fin de semana había estado hospedado en ese lugar de nombre “Los Cocos”,
Y mientras comía miré por la gran ventana hacia el otro lado de la calle,
Y un hombre estaba ahí, sobre una silla de ruedas, sin sus dos piernas y sin la mano izquierda.
Lejos de sentir alguna pena o compasión por aquel hombre, deseaba estar al otro lado.
Ahí, mutilado -por la vida- sobre esa silla negra y con el cabello largo porque al contario de esas luces que se dejaban ver por la época navideña,
Me sentía apagado y ajeno a todo lo que hacía, en cambio aquél viejo tenía una especie de brillo y de bravía en su ser.
Quizá él quería mi plato, pero yo su libertad y todo lo que haya vivido para terminar ahí.
Tal vez se enfrentó a 2, o no, mejor a 3 cocodrilos, mejor aún, puede que una madrugada hacia años atrás se habría quedado dormido -ebrio- sobre la vía del tren y este lo hubiese dejado así.
Por ahora me quedo con la historia de los cocodrilos. Sí, fueron 3 de ellos, que lo mutilaron cuando resbaló de su vieja lancha a mitad del Amazonas.
Es probable que no comprendas lo que quiero decir, pero mi instinto exigía otras vivencias y no las
de una oficina, es decir, yo estaba atrapado en un “de 9 a 6” e iba de la bandeja de entrada al de salida de lunes a sábado -hay tantas formas de mutilar a un hombre-
No pasó mucho tiempo para que la briza se hiciera presente, y aquel hombre cruzara la calle para marcharse, meneando la silla con una sola mano hasta que lo perdí de vista.
Siempre he visto belleza en las grandes desgracias, es el tipo de belleza que mis ojos han aprendido a ver.
Continúe con la cena hasta terminar, de todas maneras, nadie más podría alimentar a Raffaello y a esos tres gatos más que me esperaban en casa. Estaba atrapado.
La noche estaba ya presente, y hacía frío, pero era buen clima para salir a caminar sobre la orilla de la bahía en Chetumal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.