a. santas

tarde de siesta soneto 15082010

mi domingo de siesta, que reposo,

es mi lecho el sofá, con dos cojines,

mis pies sobre un pub, sin calcetines,

mi cuerpo  es un anciano, y yo me poso.

 

esta mañana fui y he visto a groso

modo seis policias entre orines,

ayer se paseaban, chiquitines,

dejaban su patrulla junto al oso.

 

estado policial, desocupdados,

acoso hacia personas indigentes,

no puedes tu pasar, que en todos lados

 

las fuerzas invasoras son ingentes,

no admiten ni siquiera ser mirados,

que en toda la ciudad hay delincuentes.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.