El versificador

Noche de Otoño

Esta noche de Octubre

hay una música distinta

en los árboles de esta vida,

ya no hay frutos

del bien y del mal

que fructifíquen

en sus ramas,

Todos se arropan

unos a otros

dando calor a sus emociones

mientras cae la oscuridad

perenne en sus copas.

 

La brisa otoñal

hace sonar la orquesta

en el sonido de las hojas

que yacen en el olvido,

La sabia enferma

delira al compás

del frio casi invernal

que hiela el alma del bosque,

Mientras la muerte

hace mella en sus raíces.

 

Aún así,

se vestirá con la luz

y el color primero

para desterrar a este mundo,

para que renazca la vida,

todo vuelva a ser,

y sobreviva

a este tiempo canalla,

a este tiempo insomne.

 

Comentarios1

  • BASIL

    SIEMPRE NOS QUEDARÁ LA ESPERANZA.






Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.