AdoMedina

CUANDO NO ESPERABA



Entre las sombras y la tempestad,

entre la amarga soledad y el vacío;

ahí, cuando no esperaba nada hallar,

se cruzaron tu camino y el mío.

Como un rayo que atraviesa el corazón,

como un fuego que te prende las entrañas;

ahí, cuando no buscaba nada más,

se encontraron nuestras almas.

 

Entre los temores y la libertad,

entre la doble moral y lo prohibido;

ahí, cuando no quería sentir nada ya,

colapsaron tu universo y el mío.

Como una hoguera recorriendo la piel,

como un vendaval que despierta los sentidos;

ahí, cuando no creía en nadie ya,

se encontraron nuestros corazones heridos.

 

Entre el deseo eterno y la pasión,

entre el amor pasado y el olvido;

ahí, cuando no soñaba con volver a amar,

se prendieron de luz tu cuerpo y el mío.

Como una tentación que te incita a pecar,

como un fruto delicioso y prohibido;

ahí, cuando creía que no había nada más,

se cruzaron nuestros destinos.

 

Ado Medina

20/12/20



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.