alejandro guardiola

SOÑADOR

Soy un soñador triste y solitario

soñando con la luz que da la vida

caminando en regiones de amargura

sabiendo que al amor llegué muy tarde

 

Ya las canas despintan mi cabeza

las arrugas ya hicieron presa en mí

y mi voz temblorosa que se apaga

te grita, no te olvides tú de mí

 

Fue una tarde cualquiera

que en un rincón te encontré

sentada en aquel banco de piedra

tu mirada llorosa se fijó en mí

 

Dime tú niña hermosa, porque lloras

que pena tan honda enturbia tu alma

entre sollozos tu voz entrecortada

me dijo ansío, querer, no se lo que es

 

Aquella tarde las nubes flotaban

un suave viento te despeinaba

y yo romántico y trovador

te dije niña bonita, te he de querer

 

Raudos pasaron los meses

y entre beso y beso me dijiste adiós

tus pocas palabras me hicieron llorar

prosigo mi camino, ya se querer

 

Mientras la luna se esconde

y llega el amanecer

me pregunto si valió la pena

el que yo te enseñara a querer

 

Y me digo una y mil veces

tú la enseñaste a querer

y ella te entregó a cambio

lo más bello de una mujer

 

Prosigo mi camino solitario

bendiciendo el porqué de aquel amor

deseando que la vida le de tanto

como a mí en un tiempo me entregó

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.