Cristian Jovani

LAMENTO

¡Ay esta mi vida!

que se suicida en la carne

que desea la fuerza del dormir para siempre

que arrogarse quisiera por donde nada vive. 

 

A dondequiera se fatiga mi alma…

y se arranca de mí, el reflejo de una sonrisa santa.

Me parece toda una amenaza el aliento de cada día

y el rostro de una tiniebla tan grande

¡Oh, si puedo verme hasta ausente de mí mismo!

 ¿se acordará la muerte de mis miembros? 

 

Christian Jovani 

(Derechos reservados del autor).



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.