Ruth García

Anhelo.

Días anhelando la muerte,  con la misma

intensidad cuando se propone perder la razón

bajo el efecto del Alcohol.

 

Sueños interrumpidos ante la bofetada de la

cruel realidad, no es de valientes tirar la toalla

más ya se avanza sin sentir felicidad.

 

Cansada aun después de dormir 16 horas seguidas,   

varios cortes entre las viejas heridas. Quizá su efecto

es placer cuando fue la primera vez.

 

La cama vacía, el cuerpo duerme sobre una silla.

Se desgasta noches seguidas, dañándose más de

lo que va a ganar en toda su vida.

 

Escucha sin prestar atención, pues su mente trabajando

esta. Descarta sueños al ver su posibilidad, inquietante

como su vida se marchita sin ser adicta.  

 

La luz ilumina solo un rincón de su corazón, la vida

la crueldad le regalo, suele ser fría y mala aún

Con los que ama. Cuestionándose si es de verdad

el sentir por quien jura amar.

 

Mira noches seguidas por su ventana, admirando la

tranquilidad que la luna le regala. Observa su habitación

y como llena el vacío con material frío y de diseño fino.

 

Días imagina su hogar y los rincones donde va amar

a quien la vida le va a prestar, más llora silenciosamente

al sentir el abandono y lo difícil que será confesar que

amar diferente será.

 

La desesperación, la humillación y el rechazo

son balas directamente al corazón. Es normal anhelar

la muerte cada vez más si esa es la situación.

 

Lo difícil de entender, es el sentir de alguien más.

Y si se viste de felicidad cuando muriendo esta,

la muerte se vuelve lenta y sádica en su soledad.

Comentarios3

  • argantonio

    La muerte debería ser más justa y menos cruel y absurda. Saludos y ánimo

  • rimas

    Interesantes versos amiga; felicitaciones.

  • Edwin Abimael Godinez Hernadez

    Bella poesía saludos paisana!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.