Jose Areli

La fuente

La fuente con sonrisa transparente,

imagina lo sueños de un mancebo:

“Ah, que bella y  sencilla está la fuente

similar al querer que dulce llevo,

Pues, me entregó mi amada los placeres

que solo a los amantes, las mujeres

de casta vestimenta y alma pura,

obsequian, y que amor y luz procura.

!Ah cuánto derramó de dicha plena

el vino que me embriaga el corazón!

No me dejas pensar, oh fuente llena

de sueños y perfumes! tu canción

de agua clara que su preciada frente

evoca, no me deja pensar, fuente”.

 

El viento de la tarde se desliza

sobre la fronda del ramaje espeso

mientras un canto eleva,cual se iza

la bandera en el asta de la gloria,

un misterioso y tan profundo beso.

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    El viento de la tarde se desliza

    sobre la fronda del ramaje espeso

    mientras un canto eleva,cual se iza

    la bandera en el asta de la gloria,

    un misterioso y tan profundo beso.
    ........................................
    Simplemente es un gusto pasar a leer y apreciar la lectura de tus bellos versos,
    desde la fuente de tu felicidad en tu decir y sentir po├ętico.
    saludos, paisano



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.