ALVARO J. MARQUEZ

TU NIÑEZ… MI NIÑEZ

 

“No voy al parque a jugar,/ voy a ver cómo otros juegan./ Hay recuerdos alegres que quieren llegar…/ y otros que tristes llegan”.

 

Niñez… tiempo de muchas risas, de inocencias,

de no hacernos respecto al mundo preguntas;

es época de bonitas, inolvidables experiencias,

noches para rezar con nuestras manos juntas.

 

Cualquier objeto a un juguete se nos parece,

y algunas canciones infantiles nos encantan;

nos gusta que alguien nos mime y nos bese

y siempre hay quienes nos bailan… y cantan.

 

Tiempo de hacer las cosas por primera vez,

la comunión, la escuela, una niña nos gusta;

de concluir que diciembre es un lindo mes

y darnos cuenta de que la oscuridad asusta.

 

Días de ir a los parques a pasear y divertirnos,

de esperar Navidad con la ilusión que impera;

a nadie se le ocurre venir algún día a decirnos

que a la misma navidad no todo niño la espera.

 

También la niñez es época de trabajo, de lucha;

cuando la vida no ha sido fácil y no sonreímos.

Instantes en que creemos que Dios no escucha,

sin juguetes ni Navidad y tristes nos sentimos.

 

Si es nuestra realidad se nos va la inocencia

y sí comenzamos un día a preguntarnos cosas.

Ya no nos parece tan hermosa la experiencia

y nuestras manos se nos separan temblorosas.

 

No tenemos tiempo para jugar con objetos

ni hay quien nos cante infantiles canciones.

Somos en la calle testigos de violencias, retos,

nadie viene a mimarnos, a darnos emociones.

 

Ya no hay escuela o no la hay todos los días

porque no puedo comer si acaso no trabajo.

Tal vez me guste una niña y sienta alegrías

y crea que ella es lo que el niño Jesús me trajo.

 

Si es mi realidad, entonces con algo alumbro

pues no me asusta la oscuridad, vivo en ella;

hay algo a lo que todavía no me acostumbro

y es a que dude la gente que “la vida es bella”.

 

Original de Álvaro Márquez

Caracas, Venezuela

Derechos reservados

Libro: http://goo.gl/YYLd72

Correo: [email protected]

Twitter: @poreros

Imagen: de Google

Comentarios2

  • claudia07

    siempre un placer leerlo maestro , un abrazo

  • Lidia

    Así es Alvaro, el recuerdo de esa niñez feliz aunque fuéramos pobres, es algo que siempre es grato recordar porque en nuestras mentes, solo deseábamos juntarnos con nuestros amigos y jugar para sentirnos felices. Un fuerte abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.