Julio Noel

El color de tu mirada hirió la luz del viento

El color de tu mirada hirió la luz del viento

una noche de primavera, de nívea plata,

cuando corceles de sal sobre verdes olas

el inmenso océano de tu amor cabalgaban.

Un ramillete de aromas encendía el éter

en el velo de la noche que nos rodeaba

y bajo el halo de incandescencia carmesí

descubrí el color de tu mirada.

Tu ardiente luz hirió la niña de mis ojos

con lágrimas de amor y de dulce esperanza

que llenó de fuego mi corazón

en aquella noche de dulzura y añoranza.

El color de tu mirada brilló en las estrellas

una noche de primavera, noche de plata,

cuando el arrebolado fuego de tus aromas

se desvanecía en el piélago de mi nostalgia.

 

Aromas de nostalgia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.