Adriana Lobatón Caller

Jardines de Noviembre

Le tuve miedo a tu recuerdo,

que pasara caminando cuando quiera

y que al verlo con un soplido, desvanezca

 

Que se pierda siempre en reconciliaciones

aunque con un sabor de torpeza

porque antes de dar la media vuelta

ya las palabras al fondo se encuentran

 

No sé si quise de verdad como se supone

o que solo fue un capricho inconsciente

pero cuando oigo tu nombre se encoge

aquella sensación de olvido muy pequeña

 

Ya no quería esperarte cuando quieras

y cuando yo quiera ya no te encuentras

que te dé mi energía por completo

y al mirarte no recibir la tuya de vuelta

 

Ya me queda lejos el miedo a perderte

y más son las ganas de que yo viviera

tranquila mentalmente estuviera

si el camino tuyo lejos de mi te lleva

 

El valor de dejarte en medio de la vía

porque juntos todo igual seguiría

así te recuerde lo mucho que te quería

para ti eran como balas perdidas

 

Simplemente me cansé de esperarte

minimizar mis sentimientos y excusarte

de tenerte como el amor en un pedestal gigante

embelesada con tu mirada siempre hechizante

 

Ojalá llegue al fin el momento de indiferencia

que al verte sonreír ya nada en mi se remueva

que las mismas palabras que usabas de respuesta

pierdan el valor para que a tu lado ya no volviera.

 

 

 

 

Comentarios2

  • Paty Carvajal

    Ansiada indiferencia que demora y toma nuestra voluntad, pero finalmente llega. El olvido viene de compañero...
    Lindo poema, me resuena mucho.
    Saludos... Paty

  • rimas

    Tiernos versos amiga; felicitaciones poeta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.