ALVARO J. MARQUEZ

PACTO ARDIENTE

 

"Soy como un lobo de esos/ de algún cuento o algún drama,/ que sólo a punta de besos/ puede comerse a quien ama".

 

Acerca tu boca ahora a la mía,

que el deseo nos está matando;

quiero que me sirvas de guía,

que rellenes con toda tu miel

todos los besos que a granel,

en tu cuerpo voy dejando.

 

Quiero escucharte jadeante,

que me desees con furia;

que aumente a cada instante

en tus labios apetecibles,

estos deseos tan increíbles

de vivir esta lujuria.

 

El hambre y la sed están presentes

cada vez que mi piel te toca,

nos besamos muy impacientes

y perturban todos mis sentidos,

mi sed por beber de tus fluidos

y mi hambre ansiosa de tu boca.

 

Lenguas que se mezclan entre ellas,

me gusta cómo me consientes…

Sensaciones especiales, muy bellas,

compartes todo tu sudor conmigo

y sólo la noche es único testigo

de nuestros cuerpos ardientes.

 

Para entregarnos los dos

los motivos no son pocos,

ya es sólo un gemido tu voz,

queremos vivir la aventura

de olvidar nuestra cordura

y amarnos como locos.

 

En un beso tierno nos fundimos

y casi nos quedamos sin aire,

pues eso fue lo que quisimos

aunque algunos puedan criticar,

por amarnos sin fin y pecar

sin pedirle perdón a nadie.

 

Sabemos que nos une un sentir

que hace más fuerte nuestro nexo

y nos dedicamos ahora a vivir

una experiencia que tiene el valor

de haber sido un acto de amor

…y no solamente sexo.

 

Original de Álvaro Márquez
Caracas, Venezuela
Derechos reservados
Libro: http://goo.gl/YYLd72
Correo: poreros@gmail.com
Twitter: @poreros
Imagen: de Google

Comentarios1

  • Lidia

    Amigo, estás explosivo como un volcán en tus versos. Un fuerte abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.