Louiser Nandes

Pretérito perfecto simple con silabas tónicas aguda y grave

Tiró todo su líquido empapando el cuarto,

su cuerpo epiléptico tembló con éxito,

se lubricó su centro hasta su punto máximo,

 me amó toda la noche por el precio mínimo.

 

Sacó de mi cartera dos billetes altos,

llevó por la mañana el almuerzo del sábado,

sus hijos en silencio agradecieron tímidos.

 

Lloró para su cuarto llenándose en llanto,

su éxito tembló cuando miró su cuerpo,

al punto que su centro derramaba el líquido,

para pagar mañana el pan con alto devalúo,

que odiaba conseguir  para sus hijos sobrevalorados.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.