Jota Terre

Otro Intitulado

Leo tu cielo verdemar,

caigo en luces de miel,

me hundo en tu mirar,

y  -como en pocos corredores-

      escúrrome volando a pie,

cual como azul suprimido,

te llueves en mí, sudores

de ese tu almíbar crecido.

 

Más, eres tal cual como sueles,

y si queriendo tus rosas,

ya no me acerco a tus horas,

salgo, y sé cómo te dueles.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.