Pablo R.

POR AMARTE

 

Por amarte aprendí
que la luna
no siempre es compañera,
si no que a veces
es solo una roca
que pinta de muerte el paisaje
con su pálida luz selene.

Aprendí que la lluvia,
no siempre cae del cielo;
si no que a veces,
sale de dentro
con un río de sal
que no moja el techo;
si no que empapa,
sábana, almohada y lecho.

Aprendí que las canciones
tienen un sentido diferente
dependiendo en el momento que se las escuche;
pudiendo elevarte a lo más alto
o hundirte en el abismo,
la profundidad del sentimiento,
transformando la dicha en llanto,
silencioso aguacero.

Aprendí que los domingos son de nostalgia,
y un corazón en el árbol
se transforma en amargo recuerdo,
envilecido por los años,
deformado por el tiempo
y las noches son más largas,
de insomnios y desencuentros.

Por amarte aprendí,
que nada resulta eterno,
que el amor es solo un viaje
que de a dos emprendemos
y que dura exactamente
lo que dura un pensamiento;
que vamos juntos por el camino
compartiendo vivencias y sueños
y a la siguiente parada,
nos espera otro destino.

Aprendí que un poema
sale del alma,
que es carne y sentimiento;
que expresa cosas que de otra forma
no se pueden decir
solo con rima en verso;
al amarte aprendí que un poema,
son solo letras
que se llevó el viento...


-. PaR
Derechos Reservados
23112020

Comentarios2

  • angelcesar

    Buenísimo!!!! Un gusto leerte.
    Abrazo.

    • Pablo R.

      Muchas gracias. Muy amable

    • LORENZO ARATU

      El amor nos enseña muchas cosas...
      Como siempre un gusto leerte Pablo.
      Un abrazo.

      • Pablo R.

        Es un honor para mi. Muchas gracias



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.