Carlos Alberto Polo

Romance

(a Neidy Primera, mi esposa)

 

De frente, tú.

A mis espaldas, la luna.

La noche nos cobija

y las estrellas nos sonríen.

Tiritamos de frío;

pero el fuego de nuestras miradas

nos mantiene de pie.

Mi mano temblorosa acaricia tu rostro

y reaccionas dulcemente,

tiernamente:

creo que estás enamorada.

 

De frente, yo.

A tus espaldas el árbol.

La noche es cómplice

y testigos son las estrellas.

El frío nos une,

nuestros corazones laten con fuerza:

estamos abrazados.

Tus labios de miel endulzan mi existencia

y reacciono románticamente,

poéticamente:

sin duda, estoy enamorado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.