Francisco Auger

Silencio

Sentado en la puerta de casa

la radio suena de fondo y aún así,

sigo escuchando sólo silencio,

un suspiro viene a mí y una lágrima

que se siente tan vacía, golpea mi rostro.

Soy un hombre difícil, más mi mujer tiene paciencia

mi pequeño me llama y a veces sigo 

absorto en mis pensamientos;

Cayendo en crisis puedo estar y

solo escucho un maldito silencio. 

Apareció el bajón y las emociones se desploman,

quiero paz y solo paz, para darles a mis seres amados lo que se que puedo darles y no estar solo a medias.

Quiero dejar el vacío el silencio y la melancolía fuera de mi vida y volver a sonreír.

Es poco, es mucho, es difícil.

 

                          Francisco Auger

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.