Manuel Ignacio Marin

DESEOS PROHIBIDOS (Glosa-Glosa)

Aunque lo querías, no te he cumplido

el deseo que diste en despedida:

que borrara por siempre de mi vida

tus recuerdos, miradas y latidos.

 

Aunque la vida siga su camino,

el camino que nos ha separado.

tú serás por siempre mi ser amado

m alma por siempre soñara contigo.

 

Versos del poema ‘Versos tristes… I’ de  Daario

 

Aunque lo querías, no te he cumplido

pues no era algo posible de cumplir

y demasiado fácil de incumplir

no lo he cumplido porque no he querido.

No tendría que haberlo permitido,

pero lo pediste tan repentino

que dije que si, tal como me vino,

pero volvería a decir que sí

para seguir recordándote así

aunque la vida siga su camino.

 

El deseo que diste en despedida

era algo muy difícil de asumir,

pero no por ello iba a desistir

aunque hay deseos imposibles, vida.

Y ese fue un imposible, ¿sorprendida?

pues no pude, no estaba preparado

y ahora que está casi superado

sé que no lo podré realizar

hasta que no volvamos a empezar

el camino que nos ha separado.

 

Que borrara por siempre de mi vida

todo lo que vivimos, ¡imposible!

me dejaste derrumbado, impasible

fue la petición que nunca se olvida.

Ay Amor, petición no concedida

no podemos borrar lo bienamado

tampoco nuestro amor entusiasmado

por borrar, borro el maldito momento

vida mía, y lo sé porque lo siento

tú serás por siempre mi ser amado.

  

Tus recuerdos, miradas y latidos

esto es lo que tendría que olvidar

no quiero olvidar, quiero recordar

tu sonrisa y momentos divertidos.

Hoy en día solo oigo tus pitidos

esos que casi siempre van conmigo

pitidos que a todo el mundo les digo

que eres tú, que me cuidas al momento

y por eso te escribo y te comento

mi alma por siempre soñara contigo.

M.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.