Original Oriflama Infinita

El valor de vivir

Tengo lo poco que es mío:

Este cuerpo, esto que os escribo...

Y mas no pido. Miro al cielo

Y recibo su luz con mis ojos abiertos,

Erguido y despierto, y me siento mejor

Briyando, siendo un Sol,

Sin yanto, sí con Amor a todo

Cuánto tengo, que es poco,

Pero valoro el regalo que me ha sido dado.

Miro al cielo sonriendo. Soy aquel rayo

Que cayó de tan alto, inadvertido,

Felizmente yenando el vacío

De mi cuerpo físico,

De estas letras que os dedico,

Un fuego infinito..

Entre lo poco que tengo y es mío

Un beso metafísico, un abrazo de luz,

Un corazón convencido con su ritmo,

Concilio de razón e instinto,

Pero tú

Te me has perdido... Miro al cielo,

Acaricio el viento frío, mido el tiempo

Eterno en la plenitud de este instante

(Lo único que tengo; nada hay mas importante).

 

... Inmortales, quien iba a decirlo?

Nadie sabe, silencio, que es delito...

Acerquémonos:

Yo soy tu centro,

Tú eres el mío...

Lo único que tengo

Te lo doy

Somos los dos

Uno y el mismo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.