mvictor

En las altas horas de las noches...

En las altas horas de las noches,
Los versos aparecen.
Como racimos de un viñedo.
De colores y formas.
No me vastan los dedos...
No me vastan las manos...
No, realmente no puedo.
Realmente me ahogan.

Yo, que temía a la oscuridad,
Al punto que moría de miedo;
Ahora entiendo,
Que todos ellos,
Se escurren en el tranvía,
De la luz ...
al pasar por el negro vacío,
De estas horas.

Realmente, sí, ahora entiendo.
El porque, de los lúgubres golpes,
A la puerta de Alan Poé...
Y al plateado romántico,
En la espesa noche fría,
De Pablo Neruda.

Sí, les agrada el silencio.
Al punto que se aferran,
Al poema. Cada uno quiere ser,
El primero.
Se embotan en las puertas,
Del sendero, de las ideas.
Y brillan al unísono,
Como estrellas...

Mvictor
20 nov.2020



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.