Almohade

QUITARSE UN PESO DE ENCIMA

Fué un suspiro de alivio en la mañana

tan rápido como  duró cruzar el pasillo

sin saber que el baño estaba ocupado,

 ahora la lavadora limpia mi conciencia

mientras el pijama da vueltas con ella.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.