Mane Castro Videla

Presente Ausencia derramada

Presente ausencia derramada

Nueve lunas hay

 en cada letra de tu palabra

Vacíos Versos proclaman

Amor naciente

Tormentosa pluma te alcanza

Silencio sostenido

Llanto de niño

Demencial gemido

Abandono… Muerte… Espanto…

Alquitranados besos

Envenenada sangre recorren

Interminables  deseos libidinales

Enceguecida mirada

Frágil pétalo exaltado, eres

Eterno rostro encendido

Anuncia el lento -paso a paso-

en las resquebrajadas arrugas del  camino

Alma arrebatada

de sinuosos obscuros deseos

 Sola Quedo

Brisa fundida

Empañada en la arista, estoy

Gélida imagen devolviéndote

En fantasmal estampa en cada día

Zurcida doblez zurcida

 Palpitante latir

 En el Abierto pliegue umbilical  

Por  y para Siempre…  tu Espejo

Mané



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.