Hermann Garcia

“LA HOJA QUE NUNCA TERMINA”...

Cansancio y sueño por causa del aliento impertinente del horror seductor el cual es doloroso y placentero a la vez. Vista ciega pesadumbre, necedad... Oculto mi ser para engañarme de la tozuda realidad y busco la parcial fantasía que deslumbra en el precipicio de mis lamentaciones el llanto prematuro del valiente que emerge del pantano maloliente y fétido...   Mucho tiempo atrás antes de la vida cuando todo era arena embobecido por el fuego ardiente resurge la bienaventuranza maldita del crítico cínico y fugaz esparciendo su veneno por toda la faz del espíritu maligno del bien convidándote al luchar por el orgullo y la pasión de los virus marginados del humo y el amargo sabor del cristal donde nos escondemos y divulgamos la ilusión cerrazón, pecado y miedo de la alegría de la vida...


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.