Marcfbio

Cómplice

Cómplice esquina y, prado,

dieron hermosas flores para ella,

humilde ofrenda fue, rústica huella...

 

Improvisé un florero,

y dentro de él, junté los dos jazmines,

remonté a los confines,

me entregó, alma y corazón entero...

 

Fue, noche de consuelo,

con luna de un destello azul plateado,

última vez fue, que me hubo amado...

 

Autor: Marco Fabio Vázquez H.

Delicias Chih. México

enero de 2007



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.