Jose Areli

Pestaña

Desperté en mi cuarto oscuro con la luz descalza del crepúsculo.
Una luz casi polvo
                              casi dedo
que era más bien el espejo roto de los sueños
y la navaja sin filo de la ausencia.
Desperté, mientras el viento de la noche
zangoloteaba las ventanas
                                          e inflamaba las cortinas
y una nostalgia de paredes y canciones
                                                              me envolvía.

Comentarios1

  • LORENZO ARATU

    Se transmite la imagen de la soledad en tu poema.
    Encantado de leerte José. Un Saludo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.