Michael Orellana

La pesadilla de a noche

Cuando me quedé dormido

Empecé a ver un mundo olvidado,

Todo abandonado

Sin ninguna señal de un ser vivo.

 

En ese mundo me encontré

Tirado en un rincón

De pronto me enfermé

Y empecé a escuchar una canción.

 

Empecé a seguir la melodiosa canción,

Abrí una puerta,

La canción cada vez se hacía más fuerte

Creí que era una ilusión

Y vi una cajita sonora de juguete.

 

Seguí caminando haber que encontraba

Mientras caminaba no había nada

Y cada vez más, perdía las esperanzas

 

Empecé a llorar, un llanto silencioso

Mis lágrimas se convirtieron en lava

Con ese llanto me desfiguré el rostro

Yo ya estaba que agonizaba

 

De pronto vi una luz

La seguí con el poco de fuerzas que me quedaba

Esa luz me llenó de esperanzas

Cuando ya iba a llegar a la luz,

Cuando estuve a punto de tocarla

Desperté

 

Esa luz era la realidad

El mundo que conocemos

Lleno de amistad

Y de muchas cosas de las que aprendemos

Comentarios1

  • deox

    Hola...

    buen escrito...
    con el miedo que dan esas dulces melodias...

    me gusto el mensaje de tu escrito...

    abrazos y suerte para ti



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.