jade.bueno

A Héctor Cediel mi perro vagamundo

A Héctor Cediel mi perro vagamundo

Me desbordo y me deslizo por tu cuajo

En un parque prohibido

Mis letras son metáforas al lado de las tuyas,

Tenía por tanto que probar la entrada a este nuestro jardín

Secuelas satinadas desbordadas nacen flores bajo la lluvia y el sol

Y somos paseantes que miran picaros vagabundos,

¡! OH piedad que me acaricien tus ramas ¡!

Quiero tener recuerdos del ayer y morir en tus brazos

¡! OH deseos llevarme hasta donde esta el ¡!

No me despiertes que la curación será enterrada

Pues mis ojos en mis sueños tienen saltadas lágrimas,

Y puedo caer en el más espantoso crecer

Seca mis lagrimas ¡! OH maldito Héctor Cediel ¡!

Gustosamente dame limosna dame alivio

Con tus letras de grana,

Bienaventuradas sean ellas que nos acogen

Como  ha vagabundos, trotamundos Amadas ellas,

Que perturban asombran, palidecen y hacen llorar,

Benditas a cualquier dicha tus letras prometen amistad,

Más de ti casi todo el mundo se enamora

¡! OH gorrión Cediel ¡! ¿A quien cedisteis tus años a quien?

Has de amar en un tic tac acelerado se nos acaba el tiempo,

Nos es robado tic tac peligroso resulta decir ¿voy señor?

A que escuela aquí al lado en colisión a tu arte

Me escribiste te escribo en un árbol limonero,

Tu nombre edifica murallas y torres altas

Búscame en el árbol limonero

Búscame en el puchero

Que tengo frió y miedo,

Debajo de mi balcón fuman lenguas

Llenas de recuerdos y sabor a marihuana,

De yo y tú me entero en ese sabor que maldita sea,

Se me antoja traicionero,

Oigo sus risas oigo sus pucheritos,

También su ego dichoso ellos,

Que embuchan en bufandas y arreglan el mundo,

Mas tú y yo somos perros vagabundos,

Celebrando la excentricidad con apertura sacerdotal

Abriéndonos camino en la madruga

¡! Quiero repetir quiero por mis ojos nazcan letras osadas ¡!

Te comí como una bambolea, embucho en un atragantado anís

Adelante dame la musa que llevas dentro,

¡! Maldito Cediel devórame otra vez ¡!

Mas tú y yo somos perros vagabundos

Las palabras son mágicas  no son de balde

Mi padre se llamo Bueno su nombre  honra en los cielos

A  el buscare en la caída

Cuando los Ángeles duerman y aniden sus huevos

Mas tú y yo somos perros vagabundos

Que caerán del cielo en su máximo esplendor

En un DIA de lluvia con las perseidas

Autora: Jade.Bueno

 

 

 

Comentarios1

  • nellycastell

    Muy bueno tu poema que me trajo recuerdos muy LEJANOS DE MI TIERRA, UN beso y me lo llevo a favorito un abrazo

    • jade.bueno

      mil de gracias por elejirlo un abrazo jade



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.