jorge enrique mantilla

Los lobos y la luna

Los lobos y la luna

 

La luna es tan hermosa y en las noches luce esplendorosa y brillante

Ilumina con su fragor a los furtivos amantes

Sus rayos atraviesan las negras oscuridades amenazantes

Los lobos la adoran, con sus aullidos sonoros delirantes

 

Una noche maravillosa, de luna rozagante y muy llena

Se acercó demasiado a la tierra, en forma tranquila y serena

Se enredó en la copa de unos árboles frondosos, que la atraparon en cadena

Los lobos en manada, corrieron en su auxilio enhorabuena

La liberaron de su cautiverio, pero se llevó arrastrando sus sombras

Enamorándose del espíritu del lobo, que con sus aullidos la desordena

 

Desde entonces, le aúllan a la luna, en las noches iluminadas

Se reúnen en manadas, inclinándose hacía el cielo sus miradas

Sincronizando sus cantos y aullidos, en las montañas de ecos escuchados

Lastimeros y sentimentales, de noches de miedos marchados

 

Sus aullidos son terroríficos, de pánicos y espantos aterradores

De leyendas y mitos de tiempos, los engendros de sus rumores

Escuchar un lobo aullar, las noches se llenan de temores

Se unen en manadas, marcando el territorio con sus sudores

Aullidos, que atraen a sus parejas, en noches de resplandores

Inquietud y ansiedad, el pavor de sus cazadores

Aullidos de lamentos, que despierta del sueño a los soñadores

 

Le aúllan a la luna, como si le estuvieran llorando en forma misteriosa

Que les devuelva su sombra, con aullidos espeluznantes y dolorosos

Se enamoraron de la luna, de sus luces encantadoras vigorosas

Sus llantos al anochecer, son de un llamado angustioso

Y en el amanecer, se tornan en aullidos tenebrosos

Llevan frustración y soledad de excitaciones calurosas

Aullidos de cortejos y reproducción, de manadas afectuosas

 

El lobo, se enmarca como algo demoníaco y de temores malvado

La fuerza del viento, hace del aullido sonoro y recordado

Pone los pelos de punta, de sus ecos, que retumban escuchados

Seguirán aullándole a la luna, así su sombra se haya marchado

La luna llena, seguirá brillando y los lobos la seguirán, con sus aullidos

Esperando y adorando

 

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla- Bucaramanga nov 07-2020

 

 

 

 

Comentarios1

  • Azzael

    Excelente trabajo, me gusta el tono mítico que le has dado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.