Fernando Endara

LA MUERTE

Millar de vientos  soplarán las alas de los pájaros,

aparecerá un reflejo de  luz sobre el grano maduro,

vuelve a ser polvo, vuelve el aliento al cielo,

el alma partirá como las amapolas desnudas.

En cualquier lugar los pasos ya no serán necesarios,

la vida  una pesadilla, la muerte  un sueño,

detrás de este mundo encontrarás un trasmundo  

lleno de antípodas que se conjugan en la nada.

Partiremos por ese tormentoso remolino,

allí donde  todos los seres se repliegan,

la savia perderá su dominio bajo los ciclones del mar,

nunca más las gaviotas gritaran en tus oídos.

A llegado el descanso de los huesos,

la consumación de toda utopía,

brotarán lágrimas en los sauces

cuando hayamos cruzado el negro manto.

Te ha llamado la muerte para embalsamar la tierra,

donde hubo un cuerpo aparecerán estrellas,

innumerables  soplos bajo ruido de hojas calcinadas,

estaremos listos para devolver, lo que siempre fue del mundo.

Y que ocurre con los muertos,

seguro yacen sin zapatos en las barcas de almendra,

en una borrasca tenebrosa.

con aguda humedad de un pétalo de violeta.

 

Comentarios3

  • Martha patricia barrera henao

    Estaremos listos para devolver, lo que siempre fue del mundo. Esta frase es muy hermosa. Y su poema me encantó.

  • Fernando Endara

    gracias mi poeta, saludos

  • bonifacio

    Excelente epitafio que ocuparemos para vanagloriarnos de que un día existimos.Buenísimo felicitaciones !!!
    Boni



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.