mikaiasc

Las manos del jardinero

Sigo esperando algo cuál cerezo espera la primavera

Hay mucho espacio

Pero pocos lugares

Sonrisa dulce, final amargo.

Nunca la pase tan bien y tan mal en un mismo momento, en un mismo año

Aunque no es culpa de nadie y nadie lo advirtió

Muchas veces me niego a entenderlo

Para colmo, cuando te recuerdo, me paso las horas cantando

La misma canción en bucle

Y es un hermoso jardín, muy precioso

No tanto como las manos del jardinero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.